Precio de venta: $125 pesos.

El rey Lear

El Rey Lear (1605) decide, en plena senectud, repartir su reino entre sus hijas Gonerila, Regania y Cordelia la pequeña y lo hace repartiendo el territorio proporcionalmente a lo que cada una de ellas diga sobre el amor que le tienen y, de acuerdo al tono y a la melodía de su discurso, sería el territorio que hereden. Vanidad, pura vanidad.

El viejo Lear esperaba que Cordelia, la más pequeña y querida de todas, fuese la que hablara más de su amor a su padre. Pero nada: ella piensa que ya se lo ha demostrado en vida y, por eso, su discurso resulta ser: «nada», suficiente para que el orgullo de este rey se sienta ofendido y pierda la razón —locura senil—, la deseherede y luego se quede en la calle sin «nada» para que su vida se convierta en una pesadilla, donde todo parece estar de cabeza: él es el Bufón y aquel, parace ser una persona razonable que se da cuenta de la realidad y de lo que sucede a su alrededor.

«La nada engendra nada», dice Lear a Cordelia y este podría ser el lema de esta obra trágica que va avanzando por los laberintos del mal, hasta que se corta el hilo de la vida que lo sostiene.

Séneca decía que «la ira es el precipicio del alma y la peor de las pasiones» y es ella la que hace que el mundo se pare de manos sobre todo cuando el rey Lear maldice todo, cuando se siente abandonado: ¡Soplen vientos, bufen! ¡Rompan sus mejillas! ¡Rujan de rabia! ¡Cataratas y huracanes, inunden a borbotones los campanarios y ahogen a los gallos veletas!, dice Lear enloquecido, sólo y su alma perdido en el descampado.

CONTENIDO:

Introducción: los amores del rey Lear
Principales fuentes
Reparto y principales actores
Conde de Kent
Conde de Gloucester
Rey Lear
Edmundo, hijo bastardo y villano
Edgar, hijo natural y futuro rey
Cordelia, la hija menor
El Bufón del rey
Sinopsis
Puestas en escena
Lear en la versión de Rodrigo Johnson C.
Dirección y reparto; Sinopsis; Programa de mano; Propuesta escénica; Música; Escenografía, iluminación y vestuario; Comentarios de prensa
Apuntes para Lear por Rodrigo Johnson
C.Hugo Hiriart y el Teatro Santa Catarina, Lear; Encontrar significados en lo más
nimio; Cordelia, Gloucester, Kent, Bufón, Edgardo, Edmundo; Espacio y tiempo;
Similitudes y citas; Música; Dobleteos; Vestuario; Traducción; Atmósferas.
Invitado al ensayo general
Guía de Asimov
Los ducados ingleses; Los nombres antiguos; La Galia francesa; La abdicación
voluntaria de Lear; Los bárbaros escitias de la antigüedad; La imagen del dragón;
Se conoce poco a sí mismo; Sólo en su locura, Lear se llega a conocer; Los más
recientes eclipses; El sanatorio de Santa María de Belén; El Bufón y la cresta de
gallo; El epicureismo y la lujuria; Mi Lord, no soy culpable; Hysterica passio; Pompa,
este es tu remedio; La lista de los demonios; La desaparición del Bufón; ¡Jalarme
de la barba!; Ser hombre de hígado lechoso; El rey de Francia abandona a Cordelia;
La reconciliación con su hija querida.
Harold Bloom y el viejo Lear
Semejanzas entre Lear y Salomón; Edmundo y Lear no se hablan; Subtítulo del Rey
Lear; La cúspide del arte; El amor en Lear
Bibliografía.



Primera edición, octubre, 2004
El Globo Rojo, México. 128 páginas.